PrincipalFamiliaMujeresJóvenesNuevo Test.Antiguo Test.
Power PointFalsas Doc.SicologíaDirectorio/EnlacesNoticiasTérminos

Respeto en El Escudriñador
Contact Us
         Los comentarios o artículos hechos por hermanos son responsabilidad de quienes los escriben y no implican la posición del editor de esta página. Si algún lector difiere en posición o creencia de quien escribe, tiene la opción a réplica y el espacio se le dará siempre y cuando se guarde respeto al que difiere y no personalice el tema. Ser objetivos y constructivos será nuestra línea, y evitar la confrontación personal será una de reglas principales.  De igual manera, si algún lector difiere del editor, hay espacio para que se exponga lo opuesto, pero  por supuesto se evitará el personalismo, al menos de este servidor.  
E
L
scudriñador

Por: Mario Peña Nieto
Julio 19 del 2016
.   .,.. 
¿Por qué deje de ser Católico?
No recuerdo cuantas veces me han hecho esa pregunta en estos casi cuarenta años de cristiano, y cuando digo cristiano me refiero a practicar el evangelio o la doctrina de Cristo. Aclaro esto porque hoy en día se ha mal usado el término cristiano. Es decir, solo por creer en Cristo se piensa que ya se es cristiano aunque no se quiera practicar la doctrina. Por lo pronto aquí no entrare de explicar que es un cristiano y quien no lo es, pues ese no es el tema de este artículo. 
 Familiares y amigos de la infancia me han hecho esa pregunta; Mario, ¿Por qué dejaste de ser católico? Sin duda que hubieron diferentes factores, pero el más importante mi interés por conocer la doctrina de Cristo. .
        Cuando uno voltea hacia atrás unos cincuenta y si se puede unos sesenta años, uno pueda notar la diferencia de la actividad dentro de la misma iglesia católica. Por mi parte puedo decir que a mis abuelos y abuelas no se les enseñaba las escrituras, no había interés del vaticano ni de los líderes nacionales o regionales de que los feligreses conocieran la doctrina de Cristo. Por supuesto que eran y son muy promovidas hasta la fecha las tradiciones que todos conocemos, y estoy convencido que ese fue el error garrafal que el vaticano y quienes creyeron en ese tiempo cometieron con nosotros. Ellos desde siglos atrás han tenido acceso a los manuscritos o mejor dicho a las copias de los originales que los hombres de Dios escribieron. Pero prefirieron que el católico ignorara ese mensaje Divino al que los Luteranos, Presbiterianos, Bautistas, y otros grupos que ellos llaman protestantes si conocían. .
CONTRASTES DEL CATOLICISMO
      Ese fue un factor importante que influyo para que su servidor dejara ese grupo religioso. Se me sembró la semilla de las tradiciones religiosas, de las libertades en conducta y que nada tenían que ver con la sana y santa doctrina de Cristo. Mi infancia y juventud estuvo bañada, pintada, o premiada de todos esos colores y sonidos del catolicismo, pero no había una sola enseñanza de las escrituras dentro del hogar porque no había interés de conocer el mensaje de Dios. Claro que recuerdo que iba a la doctrina en mi infancia, pues recuerdo esos sábados en los que asistía a esas clases para hacer la primera comunión, pero también recuerdo que se me enseñaba a
inclinarme ante esas imágenes, a rezarles para hacerles peticiones después de confesarle a un hombre mis fallas de juventud.     Mi conciencia me decía que ese era mi deber, y lo hacía sinceramente. Pero ahora me pregunto, ¿Por qué el vaticano, los arzobispos, los obispos, o el sacerdote ordinario no me decía que no debería hacer eso? Obviamente el mensaje lo tenían escondido, y digo lo tenían porque la corriente protestante los rebaso y han tenido que permitir que el católico ordinario tenga acceso a una biblia aunque de preferencia católica. Si a su servidor le hubiera tocado que el vaticano, los obispos y sus fieles nos enseñaran la biblia probablemente su servidor todavía estaría entre ese grupo religioso. Aunque lo dudo, porque uno debe de tener doble regla de fe si uno quiere ser un buen católico. Es decir, creer en la biblia con la interpretación pre-arreglada desde el vaticano hasta las tradiciones que mi cultura me infundiría. Es decir, las tradiciones religiosas son parte de la fe y no creo que allá necesidad de aclarar una por una para comprender a que me refiero. Sin duda que La Navidad, la celebración de la virgen de Guadalupe, la llamada Semana Santa, son festividades que influyen en la mente pequeña o grande del que ignora el mensaje de Cristo. 
 Para su servidor no fue fácil dejar de postrarse frente a esas imágenes, debo confesar que me fue muy difícil aceptar que no debería postrarme frente a esas estatuas que no hablan, ni huelen, ni oyen, ni mucho menos se mueven. Tal vez no lo crean pero hasta lagrimas derrame porque tuve que dejar de hacerlo; recuerdo una de tantas veces antes de entrar a la iglesia de Cristo o ser miembro de ella , que algo me decía que me saliera de allí, que eso no era lo que Dios quería. Tuve que salirme de ese 
INCARSE FRENTE A UNA IMAGEN O ESTATUA
templo católico con los ojos llenos de lágrimas porque no podía creer que eso fuera una mentira. Y así como en esa ocasión hubieron otras tantas ocasiones que mi mente iba comprendiendo los errores religiosos en los que había sido instruido un poco por la familia y otro tanto por la sociedad tradicionalista católica. Pero antes de dejar el catolicísimo nada se me decía del mensaje escritural en cuanto a las imágenes, pero sí de venerar esas imágenes y estatuas; cualquier católico que asista regularmente a sus reuniones escuchara y observara el ejemplo del líder que con palabras animan a esa práctica. He comprendido que el Dios de los cielos que llamo al patriarca Abraham, que se le apareció al profeta Moisés, y que mando a su Hijo amado no desea que yo me incline a ninguna imagen o estatua que tenga cualquier tipo de figura. El vaticano y quienes los siguen podrán argumentar cualquier idea, y hasta usara pasajes de la biblia donde se mencione que los Israelitas se inclinaron a “X” estatua, pero estará claro que lo usaran de acuerdo a sus propósitos y no conforme 
  a los propósitos que Dios dejo.  Solo el mensaje de Dios pudo convencerme que El Creador no desea que sus hijos se inclinen ante ninguna imagen o estatua; antes era cuestión de ignorancia escritural, no había mensaje en los servicios católicos a los que asistía, ni con los vecinos católicos, ni mucho menos en mi hogar, por la sencilla razón que no se animaba al conocimiento escritural. Sin embargo, si había y ha existido una tendencia muy fuerte a guardar esas tradiciones que de todos es bien sabido. 
 Obviamente eso encadena la mente de la persona, y eso pasa porque las gentes prefieren esas prácticas que el consejo de Dios que está en las escrituras. Pero cuando me decidí a aceptar el evangelio puro y sin tradiciones fui liberado, mi mente dejo de estar encadenada a esa practicas mezcladas de tradiciones humanas con ciertas porciones de la biblia. Ese es otro evangelio que los hombres han inventado basado en sus mentes y en ciertas partes de la biblia; el evangelio del primer siglo no tenía tradiciones de los hombres, al menos en la biblia no lo leemos. 
EL LIDERAZGO
       Con todo mi buen corazón creía que el sacerdote o el Papa eran personas que representaban a Cristo, que ellos eran seres que estaban en el lugar de Jesucristo, que su liderazgo era más importante que el mismo mensaje de la Biblia. Pero no se nos enseñaba que es lo que la Biblia dice al respecto; nada se nos enseñaba que el obispo debe de ser casado y tener hijos, no se nos decía que Pedro fue casado, ni mucho menos de la gran cantidad de errores que cometió y que quedaron registrados en la biblia. No querían enseñar esos pasajes porque eso contradice que Pedro fue el primer Papa, no deseaban que nosotros nos diéramos cuenta que Pedro era el menos indicado para ser llamado “Su Santidad San Pedro”. Porque aun después de ser discípulo unos veinte años fue reprendido por el apóstol Pablo. Al conocer yo que dice la biblia de Pedro, y al ver que contrasta o contradice lo que enseña el Catolicismo, no me quedo otra opción más que querer seguir siendo engañado o aceptar lo que dice la biblia.  
Debo confesar que no fue fácil para su servidor dejar esa figura de liderazgo; era solo un joven de diez y nueve años que deseaba saber que dice la biblia, tuve la oportunidad de platicar con el obispo de Chihuahua Chihuahua y hacerle preguntas al respecto. Pero me convenció más lo que dice la biblia que lo que argumenta la sabiduría de los hombres. Aquí no estoy argumentado los abusos sexuales que se han escuchado entre los líderes católicos, porque en todos los grupos religiosos pasan esos eventos, aun dentro de la iglesia de Cristo. Aquí más bien de lo que hablo es de los escalafones de autoidad que se han     
establecido y que han acarreado consecuencias negativas históricas. Familias y pueblos enteros han sido dañados por esos escalafones o jerarquías que el Vaticano ha establecido. Uno no tiene que ser muy educado para ver un poco hacia atrás y consultar la historia en la que se cuenta como el vaticano se ha unido con la política para conquistar pueblos y educarlos a su manera; los lideres católicos podrán argumentar que el fin justifican los medios, pero lo cierto es que el pueblo o ciudadano ordinario ha sufrido las consecuencias de esa unión.